Información de la fuente

Ancestry.com. Registros federales de naturalización, Michigan, Estados Unidos, 1887–1931 [base de datos en línea]. Lehi, UT, USA: Ancestry.com Operations, Inc., 2016.
Datos originales:

Naturalization Records. National Archives at Chicago, Chicago, Illinois.

Se ofrece una lista completa de las fuentes aqui.

Acerca de Registros federales de naturalización, Michigan, Estados Unidos, 1887–1931

Introducción a los registros de naturalización:

El acto y el trámite de hacerse ciudadano de un país se denomina naturalización. En los Estados Unidos, la naturalización es un procedimiento judicial que se deriva de las legislaciones del Congreso. Desde el momento en que se aprobó la primera ley de naturalización en 1790 hasta 1906, no había normas uniformes al respecto. En consecuencia, antes de septiembre de 1906, diversos juzgados federales, estatales, de condado y locales generaron una amplia variedad de registros de ciudadanía que están almacenados en todo tipo de juzgados, archivos, bodegas, bibliotecas y recopilaciones privadas. Después de 1906, la amplia mayoría de las naturalizaciones se realizaba en las cortes federales.

Con el paso de los años, las leyes de naturalización han cambiado. Es importante comprender esas leyes, dado que repercutían considerablemente en el momento en que un antepasado haya podido naturalizarse, al igual que en el proceso exacto que haya tenido que seguir para ello. Por ejemplo, algunas leyes de naturalización requerían haber sido residente de Estados Unidos durante cierta cantidad de años, otras leyes no permitían que ciertos grupos étnicos se naturalizaran y otras ayudaban a acelerar el trámite de ciudadanía a cambio del servicio militar.

El trámite de naturalización:

El primer requisito para una persona inmigrante que deseaba hacerse ciudadana oficial de Estados Unidos consistía en presentar una declaración de intenciones. En ocasiones a esos escritos se les llamaba primeros documentos debido a que eran los primeros formularios que había que llenar en el proceso de naturalización. Por lo general, se llenaban poco después de la llegada del inmigrante a Estados Unidos. Debido a ciertas leyes, en ocasiones ciertos grupos de personas quedaban exentos de ese paso.

Después de que el inmigrante presentaba esos documentos y cumplía con el requisito de residencia (que era normalmente de cinco años), la persona podía presentar su solicitud de naturalización. Las solicitudes también se conocían como segundos o últimos documentos debido a que eran el segundo y el último juego de documentos que se llenaban en el trámite de naturalización.

Además, los inmigrantes hacían un juramento de naturalización o juramento de lealtad. A menudo, se archivaba una copia del juramento con los primeros o con los segundos documentos del inmigrante. Después de que el inmigrante cumplía con todos los requisitos para recibir la ciudadanía, se le entregaba un certificado de naturalización. Muchos de esos documentos se encuentran en los registros de los juzgados en los que fueron emitidos. Otros registros de naturalización son las constancias de certificados de naturalización y los certificados de llegada. Más adelante se ofrece una descripción de ambos documentos.

Muchos inmigrantes presentaban sus primeros documentos en cuanto llegaban a Estados Unidos, en cualquier condado y estado que fuera. Más tarde presentaban sus segundos documentos en el lugar en el que establecían su residencia.

Nota: En Estados Unidos, desde 1907 hasta 1922, la ciudadanía de una mujer dependía totalmente de la ciudadanía del esposo. Ella recibía de forma automática la ciudadanía en cuanto su esposo se naturalizaba como ciudadano de Estados Unidos y los mismo sucedía con los hijos menores de edad de la pareja. Sin embargo, eso también implicaba que una mujer nacida en Estados Unidos perdía su ciudadanía estadounidense si se casaba con un extranjero. Muchas mujeres estadounidenses eran expatriadas de forma inesperada después de casarse con un forastero. La Ley de las Mujeres Casadas (también conocida como la Ley de Cable) fue aprobada en 1922 y otorgó a las mujeres una nacionalidad separada de la del esposo. En ese momento, las mujeres que habían perdido su ciudadanía entre 1907 y 1922 podían solicitar la naturalización mediante el mismo trámite que los extranjeros. No obstante, a partir de 1936 el Congreso hizo posible que esas mujeres recuperaran su ciudadanía simplemente solicitando la toma del juramento de lealtad, pero solo si su matrimonio había terminado a causa de fallecimiento o divorcio. En 1940 se eliminó ese requisito y las mujeres podían repatriarse con tan solo hacer el juramento, sin importar su estado civil.

Contenido de esta base de datos:

Esta base de datos consiste en registros de naturalización de las Cortes de Distrito de los Estados Unidos para Michigan. Los registros se han indexado a fin de que los campos siguientes permitan búsquedas:

  • Nombre
  • Fecha de nacimiento
  • Lugar de nacimiento
  • Año de inmigración

Otra información que podría encontrarse en los registros originales incluye:

  • Lugar de residencia
  • Ocupación
  • Fecha de salida
  • Lugar de salida
  • Lugar de llegada
  • Nombre, fecha de nacimiento y residencia del cónyuge
  • Número de hijos
  • Nombre, fecha de nacimiento, lugar de nacimiento y residencia de cada hijo